Father and son playing on the beach at the day time.

Cómo planificar un día de aventura con tu hijo

Cómo planificar un día de aventura con tu hijo

Viajar en familia siempre es muy divertido, pero también difícil. Si tienes un hijo – o más – sabes que hay muchas cosas que tomar en cuenta antes de emprender una aventura. Sin embargo, muchas veces somos un poquito exagerados y terminamos llevando cosas que no necesitamos.

Por eso, es mejor planificar y para que tengas una idea de por dónde empezar, hoy te contamos cómo planificar un día de aventura con tu hijo.

¿Qué debemos llevar a nuestro día de aventura en familia?

Lo primero que debes tener en cuenta es la edad de tu hijo, eso no es muy difícil. Sabemos que cuando se trata de bebés, ¡El paquete sí que es grande! Pero cuando son niños que ya no usan pañal ni toman biberón, la cosa es más sencilla.

Entonces, primero si vamos con bebés: 

  • Si tienes que ir en coche a tu destino, debes llevar la silla de viaje. Ningún otro modo de viaje en coche le garantiza a tu bebé la seguridad vial. Incluso puedes ser multado si llevas a un bebé sin su correcta ubicación ¡Mejor prevenir accidentes de cualquier tipo!
  • Un portabebés, canguro o cualquier similar es una gran ayuda durante caminatas largas. Así tendrás las manos libres para cualquier necesidad
  • Equipo de cambio porque tu bebé seguro que se va a ensuciar. Para que todos puedan disfrutar sin estar pendientes de eso, lleva una o dos mudas de cambio, además de los pañales, toallitas húmedas, crema para humectar, etc. También te recomendamos llevar una bolsa para guardar los pañales sucios en caso de que el paseo sea para una zona rural
  • Porciones extra de comida y agua son muy importantes en caso de que la escapada se tarde un poco más de lo esperado
  • Hamaca, cojín o manta donde puedas dejar al bebé durmiendo plácidamente en caso de ser necesario

Si vamos con niños grandecitos:

  • Hidratación y comida (incluidos algunos dulces) son esenciales pues sabemos que los pequeños después de cierta edad sienten hambre en todo momento y se molestan mucho cuando no se puede resolver el hambre con rapidez
  • Pelotas, raquetas, discos, cuerda de saltar, etc. Cualquier juguete que sirva para aprovechar al máximo en el aire libre seguro te sumará puntos y te garantizará al menos unas dos horas de diversión con el pequeño (¡Si tú las aguantas, claro!)
  • En caso de que viajes en coche, lleva a tus niños en el asiento de atrás y con el cinturón abrochado, puedes usar algún juguete o colocar música que tu hijo disfrute para asegurar que se mantenga tranquilo durante el viaje
  • Si puedes amarrarla al coche, llevar una bici – o dos – seguro te dará una tarde de aventura increíble al aire libre
Beautiful mother and her adorable little daughter at beach

Ahora unos consejos adicionales:

  • Si vas a un lugar al aire libre, no podemos dejar de recordarte PROTECTOR SOLAR y repelente de insectos
  • Documentos del bebé y todos los documentos del vehículo, así como documentos médicos en caso de alguna condición especial o de ser necesario
  • Esto depende mucho de lo que tú tengas en mente sobre la crianza de tus hijos, pero es de gran ayuda durante el viaje en coche, llevar una tablet o Smartphone con juegos o los videos favoritos de tu hijo. Así te aseguras que en caso de armar berrinche, tienes una carta bajo la manga para que el estrés no complique la manejada (o genere un posible accidente)
  • Llevar a tus mascotas en el viaje puede ser un poco pesado pero ¡Seguro que tus hijos amarán jugar con ellos una vez estén en el destino!
  • Muchos recomiendan llevar el juguete favorito de tu hijo. Nosotros no te recomendamos esto, o en todo caso que lo dejes en el auto o lleves el segundo favorito. ¿Por qué? Porque si se pierde, podrás imaginarte el escándalo que tendrás que pasar.
  • Botiquín de primeros auxilios es indispensable
  • Es posible que nuestros niños se alejen de nosotros sin que nos demos cuenta, especialmente en un lugar abierto. Prepara unos brazaletes o stickers que puedas colocarles con información para poder encontrarte. También es una buena idea acordar todos un lugar de encuentro en caso de que alguno se separe y luego no los encuentre
  • Zapatos y ropa cómoda en general tanto para niños como para adultos. Incluso algún abrigo en caso de que se haga de noche, llueva o haga algún frío inesperado (si vas a un lago o juegas con agua, el abrigo es indispensable para evitar resfríos)

¿Qué debemos evitar?

Si estás dispuesto a cargar con muchos paquetes, la verdad puedes llevar lo que quieras. Pero te recomendamos evitar algunas cosas como la bacinica del bebé, carritos muy grandes (recomendamos en todo caso el tipo-paraguas). Evita llevar comidas complicadas que requieran cocinar o calentar. 

Te recomendamos sobre todo evitar las expectativas o pretender que todo salga exactamente como lo planeaste ¡Son niños! Y su principal característica es la espontaneidad. Por ello, en vez de tratar de predecir lo que harán o no, relájate y trata de ir disfrutando la situación como vaya viniendo.

¿Qué tipo de meriendas podemos llevar?

Te recomendamos las comidas que se pueden comer frías y están listas para servir – o incluso comer con las manos – algunos ejemplos son:

  • Rollitos de jamón y queso
  • Ensalada de pasta, es como una comida completa pero no hace falta calentar
  • Sandwich o empanados
  • Frutas enteras o en trozos (recuerda exprimir limón para evitar que se oxiden)
  • Panquecas enrolladas y rellenas de jalea, frutas o queso
  • Huevos hervidos con o sin relleno
  • Galletas saladas y dulce
  • Limonada o jugo de naranja, son excelente para que se recuperen del calor
Father and son playing superhero at the sunset time. People having fun outdoors. Concept of friendly family.

Consejos finales

Por último, hay algunas cosas indispensables que debemos recordar cómo asegurarnos de que el coche funciona correctamente un día antes de salir – o esa misma mañana si es posible -. Asimismo incluir los cinturones de seguridad y seguros del auto para evitar accidentes.

Debemos tener todos los documentos en regla, tanto los personales como los del vehículo. 

También es recomendable intentar que el viaje se dé durante las horas de siesta del niño, así evitamos episodios en el auto, manejas con tranquilidad y el niño estará activo para disfrutar la aventura.

Si vas con un niño grande, negocia con anterioridad las actividades y juegos que quieren hacer, así evitarán llevar cosas que no usarán y minimizaran los antojos o caprichos.

Si los niños no duermen durante el trayecto, procura detenerte de vez en cuando si el viaje es muy largo para que estiren las piernas y gasten energía.

Pero sobre todo, recuerda no preocuparte ni apurarte, estás pasando un día diferente y agradable con tu hijo, se trata de relajarse y divertirse. Date tu también un tiempo de paz y sé flexible para que tú y tu pequeño pueda disfrutar de una verdadera aventura!

Qué puedes hacer cuando te falla el GPS