Bahía Viva

Cataño
  • place-img
  • place-img
  • place-img
  • place-img
  • place-img
place-imgplace-imgplace-imgplace-imgplace-img

Un divertido espacio al aire libre con vista hacia el Viejo San Juan

En Puerto Rico siempre hay algo emocionante que hacer o explorar, pero sin duda el Malecón de Cataño, o como fue bautizado: Bahía Viva, es el destino perfecto, cercano a San Juan, para relajarse y disfrutar un momento de calidad con la familia, o hasta con tu pareja, al aire libre.

Bahía Viva se compone de un hermoso paseo frente al mar en Cataño. Este destino ofrece varias áreas de juegos para los niños, y un extenso paseo a lo largo de la costa de Cataño. Aquí podrás caminar, correr, andar en bicicleta o incluso en patines o patineta, todo mientras disfrutas del paisaje y varios murales, arte y cultura a través de todo el recorrido. El paseo también tiene acceso a vistas panorámicas hacia la bahía del Viejo San Juan, por lo que hace la experiencia aún más pintoresca y única.

Con juegos para niños, chorros de agua, miraderos a la bahía, la bandera de Puerto Rico –de la iniciativa 78 banderas– y una variedad de áreas verdes, Bahía Viva se ha convertido en el punto de recreo para muchos que separan los fines de semana para irse de paseo y pasar un buen rato con la familia.

Camina desde el centro de convenciones hasta la pirámide, una distancia de poco más de media milla. También tienes la opción de caminar toda la pasarela que queda frente al mar, la cual tiene aproximadamente 1.5 millas de largo.

No olvides tu cámara, ¡aquí hay un montón de “spots” para tirarte fotos!

Uno de los atractivos más populares de este destino, son sus tres muelles en el camino, cada uno pintado o decorado con su propio significado. Uno para celebrar el Orgullo LGBTQ, otro que celebra el amor y otro para la conciencia del autismo. El muelle “Pride” y los muelles “Autism” están pintados de forma bien particular. En el muelle de la Rosada, como atractivo puedes «asegurar tu amor» con tu pareja, poniendo un candado en las barandillas laterales del muelle, al estilo París. Cada uno de estos muelles te brinda vistas panorámicas con El Morro y el Viejo San Juan de fondo.

Este destino está rodeado de una serie de chinchorros, bares e incluso algunos buenos restaurantes en el camino para escoger y disfrutar cuando te apetezca. Hay un malecón elevado que pasa por encima de la desembocadura del puerto deportivo y un escenario donde el municipio a veces ofrece música u otros eventos de entretenimiento.

¡También hay muchos espacios para disfrutar del atardecer!

En el lado este de la zona ribereña, encontrarás el terminal del ferry, donde (por solo 50 ¢ en cada sentido) puedes transportarte en barco, al Viejo San Juan. El terminal del ferry tiene baños. Su estacionamiento puede tener una tarifa.

Datos que debes conocer

  • Estacionamiento: Encontrarás estacionamiento (gratuito) en varios lotes a lo largo de la carretera frente a la bahía.
  • Baños: Las áreas recreativas están disponible al público durante actividades especiales del municipio.

Aquí estamos